thumb

“No olvides que es comedia nuestra vida

y teatro de farsa el mundo todo

que muda el aparato por instantes

y que todos en él somos farsantes;

acuérdate que Dios, de esta comedia

de argumento tan grande y tan difuso,

es autor que la hizo y la compuso.

Al que dio papel breve,

solo le tocó hacerle como debe;

y al que se le dio largo,

solo el hacerle bien dejó a su cargo.

Si te mandó que hicieses

la persona de un pobre o un esclavo,

de un rey o de un tullido,

haz el papel que Dios te ha repartido;

pues solo está a tu cuenta

hacer con perfección el personaje,

en obras, en acciones, en lenguaje;

que al repartir los dichos y papeles,

la representación o mucha o poca

solo al autor de la comedia toca.”

Fragmento de la obra de Quevedo  “Epicteto y Phocílides en español con consonantes” (1.635), considerada por muchos estudiosos como la fuente directa del tema de “El Gran Teatro del Mundo” (1.655) en Calderón de la Barca, auto sacramental y exponente del maravilloso barroco español, y del que hace unos días he oído declamar a la velocidad de una alineación de jugadores de fútbol…

haz el papel que Dios te ha repartido, pues solo está en tu cuenta hacer con perfección el personaje, en obras, en acciones, en lenguaje“.

Hacer a la perfección el personaje…

¿Cuál es mi lugar en el mundo?

Anuncios