02

Para hombres, mujeres y entes en construcción:

1.- Recuerde una máxima primordial para pasearse por la vida: rodéese de personas que conozcan de manera natural la regla de no usar reloj de pulsera vistiendo esmoquin. Es lo único que le ayudará a diferenciar.

2.- Las únicas personas imprescindibles, si ha tenido suerte en la vida, son sus padres. Ni hijos, ni parejas, ni hermanos, ni amigos. Aunque todos ellos sean fabulosos y no conciba respirar sin ellos, desde un punto de vista técnico, son reemplazables.

3.- Elija una bonita forma en la que morir. Luego reflexione el por qué de su elección y busque en la Wikipedia su trastorno. Existirá.

4.- Si va por primera vez a la casa del hombre que le gusta y ve que tiene colgado el cartel de cine de “La vida es bella”, huya. Sin más. Me lo agradecerá.

5.- Y si la primera vez que hacen el amor se desviste él solo sin darle ocasión a hacerlo usted, ya le avisé que huyera. Ahora no se queje.

6.- Nunca, nunca, compre un perfume de un actor, actriz o cantante. No, no sea iluso ni hortera. Si se compra una espuma de afeitar porque la anuncia un futbolista, créame, tiene un problema.

7.- Si alguien le regala un set de especias para el gin tonic, tiene permiso para matarlo. O mejor no; primero llévelo al Dickens, en San Sebastián, corra con todos los gastos, y allí mismo lo mata atravesándole el cuello con una cuchara de espiral. Tire su cuerpo más allá de la isla de Santa Clara. Será su única oportunidad de reencarnarse en algo mejor.

8.- Cállese algo que vaya a decir al menos una vez al día. Ejercite la práctica.

9.- No siento pena por usted porque no haya leído nunca a Borges, o a Benedetti, o a Dostoyevski. Me da pena porque solo ha follado en esta vida con hombres depilados. Le pilló esa edad y esa moda. Y se pierde uno de los mejores sonidos sobre la faz de la Tierra.

10.- Jamás, jamás, salga de casa con el pelo sucio. Si no ha tenido tiempo por cualquier causa, chóquese contra el lavabo y ábrase un brecha en la ceja. Eso le cubrirá como excusa ante cualquier obligación de salir así.

11.- Si nunca ha sido el/la mayor gilipollas del planeta por amor, espabile. Aún tiene tiempo.

12.- El Feminismo es la cosa más simple y que más ha sido complicada adrede. Ni la mitad de las propias mujeres lo pillan a veces. Comience a intentar observar cómo el mundo divide a los hombres por lo que hacen y a las mujeres por lo que son. Es un buen comienzo.

13.- Mire alguna vez en su vida una película porno de los 70. Le recomiendo “Detrás de la puerta verde“. Luego dese una vuelta por internet y saque sus propias conclusiones.

14.- No se fíe de quien no tenga libros en su casa. Usted lea. Sin parar.

15.- Piense que después de la Edad Moderna los gitanos fueron los primeros en colgarse collares al cuello. Luego vino Bisbal con los rosarios para terminar de echarlo todo a perder. Un hombre solo debe llevar al cuello dos entradas de ópera, y como caso extremo.

16.- Que por cierto, vaya a la ópera alguna vez en su vida. Alguna grandiosa, espectacular, vibrante! Que le deje tatuado el asiento durante días. Apreciará lo elástico que puede ser el tiempo en el reloj.

17.- Si es hombre, vaqueros oscuros y camisa de manga larga negra. No falla.

18.- Si es mujer y alguna vez le dicen que tiene una mente muy masculina, abra su cajón de la ropa interior y enséñele poco a poco su capital invertido en lencería sexy de firma carísima. Cuando esté a punto de reventar, háblele de las técnicas de conducción deportiva. Marque el 112 para que lo recojan.

19.- Para cualquier circunstancia de la vida diaria de su país que le sorprenda, baje las cejas. En algún texto del mundo clásico ya está escrito. Cualquiera.

20.- No trate de convencer a nadie que deje de fumar. Es un adicto. Punto. Respétele. Ya es mayorcito y tiene información de sobra por si solo.

21.- Gaste los putos ahorros de su vida viajando. Olvídese de iTontadas.

22.- Haga el amor durante horas delante de una chimenea o su vida no habrá valido la pena. En este caso, sí, lo lamento, es imprescindible el Amor.

23.- Anillos en el dedo índice, no. Nunca. Y recuerde que los anillos en el pulgar era una señal que empleaban las lesbianas en los años 60 y 70 para reconocerse entre ellas. Usted verá.

24.- Intente, alguna vez en su vida, quedarse absolutamente solo en la playa. A 100 km. a la redonda.

25.- El osito de Tous solo es aceptable si es menor de 18 años. A partir de entonces, recuerde que ya puede entrar en la cárcel. Eso debe decirle algo.

26.- Huya de los lugares atestados de turistas, de los restaurantes de turistas, de las camisetas de turistas y de las mongoladas que todo turista debe hacer en cada ciudad del mundo. Huya también de los propios turistas.

27.- Le contaré el verdadero secreto del Macho Alfa; es aquel que sabe, y disfruta, masturbando a una mujer, con todos su mil y un virtuosismos. No hacen falta penes de por medio, así que todo aquello del grosor o la longitud, ya sabe. No hay de qué.

28.- Pinte usted mismo las paredes de su casa.

29.- En las principales religiones de la Humanidad, los más elevados dirigentes llevan falda. Reflexione esto alguna vez.

30.- No entienda como fracaso una relación que se termina.

31.- Aléjese de los libros de autoayuda. Una persona que sea siempre feliz es un gilipollas. Vea buen cine, lea buena literatura y cocine su propia comida. No se crea más especial que nadie, en muy pocas cosas será original.

32.- Si alguna vez no sabe qué regalarle a una mujer, vaya a Cartier, Chanel o Dior, y agradezca a los dioses su existencia.

33.- Rodéese de personas que antepongan su bienestar general (el de usted) al suyo propio. Agradezca esa actitud haciéndolo usted primero. Verá qué fácil resulta la vida, y cómo lo transforma todo.

34.- Tenga presente que en los años 50 las misses en los concursos de belleza llevaban las axilas sin depilar.

35.- Lo que antes era in, ahora es cool. Y lo único que implica es el doble en el precio.

36.- Alguna vez le abandonarán. Alguna vez abandonará. Alguna vez le rechazarán. Alguna vez rechazará. Todo nos pasa a todos. Cortarse las venas y llorar escuchando a Pablo Alborán se permite una vez en la vida, nada más. Y solo para aprender. Ya le digo por adelantado que no lo hará, así que tampoco se corte las venas por ello y disfrute de lo cabroncete que puede llegar a ser el Amor. Cada vez.

37.- La calvicie en el hombre tendrá tanta importancia como el peso en la mujer. El aumento de la barriga masculina va en consonancia con el efecto de la gravedad en el pecho femenino. Vigile lo que le importe en demasía, porque es un juego de ida y vuelta.

38.- La mitad de las cosas que ha comprado los últimos tres meses no le hacen falta absolutamente para nada.

39.- Procure guardar la mejor de sus sonrisas, la más divertida de sus payasadas, y sus más sonoras carcajadas para su pareja. Esas tres cosas son las que soportan los vínculos una vez la pasión se atempera. No solo está para cuidarle en su gripe, consolar sus lágrimas o dividir la carga de la vida diaria.

40.- Usted también ha sido novato, en todas y cada una de las cosas de su vida. Así que, cálmese.

41.- Jamás deje que un hombre al que quiere se depile en demasía las cejas. En algún momento, debe pararlo.

42.- Ahorre y cómprese una buena chupa de cuero. No vaya por ahí con una especie de cosa plasticosa encima porque era asequible y da el pego porque no, no lo da. Si ahorra y sabe elegir bien, le enterrarán con ella.

43.- Hay gente que se reproduce y gente que no. Ya está. No pida explicaciones a uno u otro bando.

44.- A día de hoy se siguen “regalando” visitas a prostíbulos como fin de reuniones de empresa. Eso es así. Y mucho tiene que cambiar el mundo para que eso también cambie. Reflexione esto alguna vez.

45.- El hojaldre es una de las cumbres de la Humanidad; dulce o salado, caliente o frío, solo o acompañado. Humilde y todoterreno. Olvídese de aromas, deconstrucciones y espumas en los nombres de un menú. Solo significa que se quedará con hambre.

46.- Las mujeres son libres para elegir. Aunque quieran ser culturistas. Aún así.

47.- Siempre habrá alguien presumiendo de haber engañado a otro, desde haber robado toallas en un hotel a haber defraudado a Hacienda. Asúmalo. Son los tiempos que corren.

48.- Cúrrese un poco los apelativos cariñosos y llame a cada una de las parejas que tenga en su vida de un modo diferente. Por favor. Es ridículo.

49.- Lávese los dientes. Siempre.

50.- Intente un día de su vida pasarlo sin nada que requiera cargador, batería o enchufe. Y luego hablamos del tabaco y definimos el concepto de dependencia.

51.- El sabor de la boca de su pareja es maravilloso. Pero también debe conocer cómo saben los rincones de su piel, cómo huele su sudor y cómo saben sus fluidos sexuales. Esto es válido para ambos sexos. Recuerde que la ducha diaria, el desodorante y los preservativos de sabores son un invento reciente para el Hombre. En el fondo somos animales, no lo olvide. La cuestión es refinar el asunto sin perderlo de vista.

52.- Una palabra vale más que mil emoticonos. No cacaree.

53.- Todas las letras son femeninas, pero el alfabeto es masculino. El lenguaje constituye el pensamiento y crea el mundo. Reflexione esto alguna vez.

54.- Si no distingue entre un Dry Martini y un calimocho, fuera de aquí. Ahora.

55.- Báñese desnudo en el mar, escriba un libro, plante un árbol, admire un atardecer… sí, todos esos tópicos, bla, bla, bla… Coelho on fire. Recuerde más bien besar a su madre todas las veces que pueda y caminar de la mano de su pareja, aunque tenga 50 años. Eso le hará invencible.

56.- El maquillaje para una mujer es un arte y una aspiración a la Belleza. Es casi un regalo para los demás. No haga chistecitos con ello el día después.

57.- Siéntese al sol en una terraza y lea la prensa. De papel. Al menos una vez al mes, no es tanto. Recuerde que siempre alguien le observará, quién sabe si la persona de su vida.

58.- Si es hombre y a estas alturas sigue diferenciando a las mujeres dándose codazos con los amigotes sobre quién “la chupa” o no, recuerde que es usted el que está diferenciándose. Y no para bien. Su subconsciente sigue asociando el sexo oral con la humillación. Pero le encanta textualmente “comer coños”, qué curioso… Vaya a que le cataloguen de neandertal, algún día estudiarán su cráneo.

59.- Beba de los clásicos; desde Miles Davis a Bowie, desde Bach a los Smiths, y escuche a gente nueva que los respete. En la música se nota mucho de dónde vienes.

60.- Enamórese alguna vez de alguna casa. En alguna parte. Y sueñe con ella.

61.- Si colecciona algo que sean buenos relojes, plumas estilográficas o cámaras fotográficas antiguas. También valen botellitas de minibar de hotel. Lo de los posavasos, bufandas de fútbol, llaveros o gorras deportivas, ya pasó. En serio.

62.- No se case. Y si se casa, no lo celebre. Ya se arrepentirá y lo único que consigue es complicarlo todo. Los hijos ya no necesitan estar cubiertos bajo un contrato. Váyase con él/ella y organice su propia ceremonia a dos. A nadie más incumbe.

63.- No existe el día de la Mujer trabajadora. Existe el día de la mujer trabajadora dentro y fuera del hogar. Y nos siguen llamando El Sexo débil. Reflexione esto alguna vez. Y negocie la convivencia con planchas, lavadoras, lavaplatos, fregonas, aspiradores, en suma, reparta y comparta. No “ayude”. Cocinar los domingos no le convierte en chef.

64.- Nunca regale juguetes a hijos ajenos que hagan más ruido que un cortacésped. Tenga piedad. Tal vez falló la píldora.

65.- Si encuentra alguna categoría, acción o naturaleza humana no descrita por Cicerón, Séneca, Virgilio o Aristóteles, le espero en mi casa tumbada tan solo con zapatos de tacón y un martini en la mano. Avise.

66.- Lo que importa en esta vida es la actitud frente a ella; vaya por la vida como si fuera Ava Gadner o Michael Caine. Intente vivir con elegancia antes que con dinero.

67.- Logre ser siempre antes un caballero que un hombre. Aunque vista de albañil. Es posible, se lo aseguro.

68.- No tutee a nadie que no conozca. Punto. Ni aunque sea una dependienta del Bershka.

69.- Pierda horas de sueño por un libro, una película, por caminar durante la noche por la ciudad con alguien que acabe de conocer o por hacer el amor. Nunca por redactar una mierda de lista como esta. No me imite. Lo mío es pura adicción.

70.- Continuará. La vida siempre continúa.

Anuncios